¿Cómo puedo despertar? - Shiva Shambho

¿Cómo puedo despertar?

Las técnicas y meditaciones para el desarrollo de la atención  que colaboran con el logro del despertar son muchas y diversas. A continuación se recomiendan algunas de ellas:

Ejercicios en posición de meditación: la atención a la respiración y la atención al cuerpo sentado.
 
La atención a la respiración implica centrar la atención en el labio superior, inmediatamente debajo de las ventanas de la nariz, y limitarse a observar calmadamente la sensación del aire que entra y sale por la nariz.
 
Por su parte, la atención al cuerpo sentado implica, mantenerse únicamente vigilante y alerta del cuerpo sentado en posición de meditación. Los pensamientos o emociones pasajeros que ocasionalmente aparecen en la mente durante la práctica, no son en sí un impedimento. Si aparecen durante la práctica, simplemente dejamos que el pensamiento o emoción aparezca, permanezca y desaparezca por sí mismo, mientras calmadamente nos mantenemos atentos de la respiración o del cuerpo sentado, según sea el caso.
 
Ejercicios fuera de la meditación: la atención a las posiciones y movimientos del cuerpo y la atención a todo lo que se hace.

Finca Desperrtares - Shiva Shambho
La atención a las posiciones y movimientos del cuerpo implica que uno debe mantenerse completamente alerta del caminar, mientras camina; mientras uno permanece de pie, debe mantenerse atento al cuerpo parado; cuando uno permanece sentado, debe mantenerse atento al cuerpo sentado; cuando permanece recostado, la atención verifica el estado recostado. Es decir, que según vamos colocando el cuerpo, tenemos siempre plena atención y conciencia de ello.
 
Por su parte, la atención a todo lo que se hace es una ampliación del ejercicio anterior. Implica, mantener una actitud atenta y lúcida de todo lo que hacemos: al estirarse, bañarse y vestirse, comer o beber, masticar y saborear, ir al baño, manejar, caminar, estar de pie, sentado o recostado, hablar o permanecer en silencio, sabiendo con plena lucidez y atención lo que estamos haciendo.
 
Otros ejercicios de atención recomendados: la atención a las sensaciones, la atención a los estados mentales y la atención a los objetos mentales.
 
La atención a las sensaciones es una prolongación de la atención al cuerpo. Estas se podrían dividir en dos, las sensaciones externas y las internas. En lo que respecta a las sensaciones externas, uno debe permanecer siempre atento y vigilante no sólo a las impresiones de la luz, los sonidos, sabores y olores, sino también a toda la gama de sensaciones que se producen en la superficie del cuerpo, como la temperatura, la presión, la punción y el ardor. La sensaciones internas son todas aquellas que se experimentan dentro del cuerpo: la sensación de plétora, cuando se ha comido en exceso; la sensación que se experimenta como resultado de la necesidad de orinar, o evacuar; los retortijones y calambres, la sensación de hambre y sed, la de urgencia sexual, y las sensaciones de dolor y placer, en diferentes partes del cuerpo.
Por su parte, la atención a los estados mentales implica la atención no reactiva de las emociones y de la condición de la mente en forma sostenida y vigilante. Toda la gama emocional, conformada por el miedo, el enojo, los celos, la envidia, el odio, la avaricia, el orgullo, la vergüenza, el afecto, la paz, la armonía, la alegría, el amor, etc., y los estados mentales como la preocupación, la inseguridad, la ansiedad, la pereza, la distracción, el aburrimiento, etc., deben ser  observados detenidamente cuando aparecen, el tiempo que permanecen, y cuando desaparecen.
 
Finalmente, la atención a los objetos mentales, es decir, a los pensamientos que aparecen y desaparecen en la mente puede llevarse a cabo tanto sentado en meditación, como también en la vida cotidiana.
fuente shivashambho.wordpress.com
« Shiva Shambho (José Antonio Ramón) »