Nueve pasos para poner la llama Violeta en tu Vida - Elizabeth Clare Prophet

Nueve pasos para poner la llama Violeta en tu Vida

1. Establece un tiempo diario para dar Llama Violeta.
Puedes dar decretos de llama violeta en cualquier parte, a cualquier hora en tu coche, mientras haces tareas del hogar o antes de ir a la cama.
De hecho, simplemente repetir un mantra de la llama violeta en cualquier momento que te sientas tenso, cansado o irritado puede hacerte sentir mucho mejor. Pero conseguirás el mayor beneficio de la llama violeta si estableces por lo menos quince minutos al día para decretar sin interrupción.
Es mejor decretar en un lugar dedicado al trabajo espiritual, como una capilla o una habitación limpia y ordenada y con buena luz. Poca luz, polvo, desorden y aire viciado impiden el flujo de la energía espiritual.
En tu altar puedes colocar velas, cuarzos,  flores y fotografías de santos, Maestros Ascendidos y  de tus personas queridas.

2. Comienza tu sesión de Llama Violeta con una oración
Antes  de  comenzar  tus  decretos,  haz  una  oración  o  invocación,  pidiendo  a  los  Maestros  Ascendidos,  ángeles  y elementales que vengan a ayudarte.
Los elementales son los espíritus de la naturaleza del fuego, aire agua y tierra que son responsables de cuidar nuestro planeta.
Los elementales que representan el elemento fuego se llaman salamandras; los que representan al elemento aire, silfos; los que representan al elemento agua, ondinas; los que representan al elemento tierra nomos.
Ellos simplemente están demasiados felices de ayudarnos a limpiar nuestras auras y el planeta con la llama violeta.

3. Invocar protección antes de comenzar a usar la llama violeta
Los Maestros nos enseñan que cuando traemos más luz, la oscuridad es atraída hacia ella, como por un imán. Así que necesitamos sellar nuestra aura con la energía de protección blanca y azul.
Una de las mejores formas es invocar el “tubo de luz” y la protección del “Arcángel Miguel”
Dar tu decreto de tubo de luz cada mañana y repítelo tanto como sea necesario a lo largo del día. Mientras lo das, visualiza  la  luz  blanca  radiante  desde  tu  Presencia  YO  SOY,  la  Presencia  de  Dios  sobre  ti,  formando  un  muro impenetrable de luz alrededor de ti.
Tu oración al Arcángel Miguel puede ser tan simple como “¡Arcángel Miguel ayúdame! ¡Ayúdame! ¡Ayúdame!” Como Arcángel del primer rayo, el Arcángel Miguel encarna las cualidades de fe, protección, perfección y la voluntad de Dios.
El Arcángel Miguel ha salvado mi vida una docena de veces que yo sepa y probablemente miles de veces que no sepa.
Así que dar vuestros decretos con gozo y gusto y sabed que cuando llamáis al Arcángel Miguel y a sus legiones de ángeles, ellos estarán a tu lado inmediatamente.

4. Comienza tus decretos de llama violeta con un preámbulo.
El preámbulo de un decreto es como una carta de invitación. En él, pedimos amorosamente a los seres de llama violeta Maestros Ascendidos y ángeles- ayuda y guía.
Generalmente comenzamos nuestros decretos diciendo: “En el nombre de la amada, poderosa victoriosa Presencia de Dios, YO SOY en mí, y mi muy amado Santo Ser Crístico…” e incluimos nuestros Maestros y santos preferidos.
Nuestra conexión con ellos es a través de nuestra Presencia YO SOY y Santo Ser Crístico.
La Presencia YO SOY es nuestra Presencia perfecta de Dios. El santo Ser Crístico es nuestro ser superior y maestro interno, que inicia y guía nuestras almas en su sendero de unión con Dios.
Aquí tienes un preámbulo que usar y añadir:
“En el nombre de la amada, poderosa victoriosa Presencia de Dios, YO SOY en mí, y mi amado Santo Ser Crístico, llamo al amado Saint Germain y a los ángeles del séptimo rayo. Os pido…(Aquí de su pedido personal)………
Pido que mi llamado sea multiplicado y usado para asistir a todas las almas de este planeta que tengan necesidad.
Os doy las gracias y lo acepto hecho en esta hora con pleno poder, de acuerdo a la voluntad de Dios.”

5. Dar el decreto lentamente al principio, luego un poco más rápido al hacer más repeticiones
La primera vez que das un decreto, querrías repetirlo lentamente. Dota a cada palabra con intenso amor por Dios. Hay gran poder al dar un decreto lentamente. Pero hay un poder diferente cuando gradualmente incrementas la velocidad y elevas el tono del decreto.
Mark L. Prophet solía comparar esta aceleración a un tren. Arranca “chug… chug…” y pronto hace “chug-a-chug-a”  y después “chug-chug-chug” cuanto más rápido va, más grande la acción.
Cuando  incrementas  la  velocidad  de  los  decretos,  descubrirás  que  son  más  efectivos  en  elevar  tu  vibración.  El incremento de la velocidad no debería ser artificial. Deberías de sentirlo en forma natural; el decreto debería coger velocidad por sí mismo.
Si intentas decretar con algunos de los casetes de “Salva el mundo con la llama violeta” escucharéis la forma correcta de incrementar tu velocidad.

6. Usa las visualizaciones para ayudarte en tu trabajo espiritual
La mayoría de la gente no ve la llama violeta en acción con sus ojos físicos. Pero cuando cierras los ojos y te concentras en el centro de energía entre tus cejas, puedes “ver” a veces la llama violeta trabajando con tu ojo interno.
A la gente que a desarrollado su visión espiritual, la llama violeta les aparece como fuego, en colores que van desde el índigo más oscuro al amatista brillante, o al violeta rosado.
Puedes ver estas llamas consumiendo suciedad kármica.
A veces ayuda a imaginar esta suciedad como astillas de madera o trozos de alquitrán desprendiéndose del cinturón electrónico y consumiéndose en la llama.
Se derrumban, saltan y desaparecen en una bocanada de humo blanco.
Una vez que has memorizado algunos decretos de llama violeta, puedes cerrar los ojos e intensificar las siguientes visualizaciones:
Visualizaciones:
Finca Despertares - Elizabeth Clare Prophet
Un pilar de llama violeta
Cuando invocas la llama violeta, puedes visualizarte rodeado por un pilar de llama violeta de aproximadamente 1,80 metros de diámetro y unos 2,7 metros de altura. Se puede extender desde debajo de los pies hasta bien sobrepasada la cabeza.
Visualiza la llama violeta viva, como si estuvieras viendo una película. Las llamas se elevan y pulsan alrededor tuyo en diferentes perfiles de morado, rosa y violeta.
Alrededor de este pilar de llama violeta, puedes visualizar el tubo de luz, un pilar de fuego blanco más grande que protege y sella la llama violeta.
Mantén esta visualización en la mente mientras decretas y durante todo el día. Cada vez que piensas en ella, estás reforzando esta imagen.
Curación mediante esferas de llama violeta girando
Esta visualización puede ayudar a curar tus cuatro  cuerpos inferiores. Mientras das un decreto de llama violeta, imagina una gran esfera de luz violeta formándose atu alrededor.
Cuando incrementas la velocidad del decreto, visualiza la esfera que empieza a girar como una atracción de un parque de atracciones.
Visualízala girando más y más rápidamente. Esta visualización eleva la tensión de la llama violeta acelera la vibración de tus células, átomos y electrones.
Después visualiza esferas más pequeñas de llama violeta súper impuestas sobre cada órgano de tu cuerpo. Visualiza la acción de las esferas de llama violeta arrancando cualquier oscuridad que pueda ser el origen de la enfermedad y consumiéndola instantáneamente. Luego visualiza la llama violeta perfeccionando tus órganos.
Pide a tu Presencia YO SOY, Santo Ser Crístico y a los ángeles de llama violeta que mantengan estas esferas de llama violeta  a  tu  alrededor  durante  todo  el  día.  Refuerza  tu  petición  con  visualizaciones  periódicas  de  las  esferas.
Experimenta con esta visualización y visualiza como te hace sentir.

7. Usa la llama violeta cada día.
Uno de los mejores momentos para hacer tus decretos es por la mañana temprano. Descubrirás que si la primera cosa que haces por la mañana es decretar, tu día transcurrirá de forma más fácil.
Puedes hacer una petición específica para la transmutación de cualquier problema mental, emocionales o físicos con los que estés trabajando en tu vida.
Puedes trabajar con las relaciones con tus amigos y seres queridos.

8. Uso de la llama violeta para curar los registros de vidas pasadas
Después de estar dando llama violeta durante un tiempo, puede que recuerdes vidas pasadas.
Recordar una vida pasada no es algo parea tomar a la ligera.
Cuando te das cuenta de ello, el karma (positivo y negativo) de esa vida sale a la superficie.
El karma negativo es como la caja de Pandora. Una vez que la abres, querrás remangarte las mangas, pasar el tiempo sirviendo a la vida y hacer llamados a los ángeles de llama violeta cada día para transmutar la suciedad kármica.
Puede que lleve tan poco como seis meses de decretos de llama violeta concentrada para equilibrar el karma de una vida pasada.
Esto es verdaderamente un gran regalo para nosotros de Saint Germain. Mientras das llama violeta imágenes de vidas pasadas pueden aparecer en tu mente. Puede que te veas como eras tú en eras pasadas. O puede que simplemente que tengas las impresión de que estabas en un lugar y tiempo concreto. Si los recuerdos son dolorosos- y normalmente lo son porque tu alma está pidiendo a gritos resolución- puede que sientas tristeza o arrepentimiento. Pero también te sentirás liberado porque sabes que cuando das decretos de llama violeta, estás transmutando los registros de tu karma del pasado.
Cuando seas consciente de estos recuerdos, no intentes suprimirlos. En lugar de eso, centra tu atención en la luz en tu corazón. Imagina el recuerdo siendo envuelto completamente con la llama violeta hasta que la forma desaparece.
Entonces deja que el recuerdo se vaya y permite que el sol blanco resplandezca en el ojo de tu mente.
Puede que quieras usar la visualización de borrado. Cada vez que ves esas escenas, visualiza un borrador gigante, como el de una pizarra, sólo violeta, borrando la escena. Después de que hagas esto suficientes veces, el recuerdo dejará de ser doloroso y gradualmente se extinguirá de tu mente.
Hay dos elementos que transmutas cuando usas la llama violeta para tratar con registros del karma del pasado. El primero es el emocional y el recuerdo del alma de los acontecimientos que te están causando dolor. El  segundo es la energía kármica que te ata a aquellos a los que has hecho daño o a aquellos que te han hecho daño a ti.
Me gusta llamar a esto “la causa, efecto, registro y memoria” del karma, lo que incluye toda la energía a la que has estado ligado con pensamientos o sentimientos negativos sobre el pasado.
Registros de vidas pasadas son como archivos en tu ordenador. Necesitas limpiar los registros y recuerdos negativos para hacer sitio para los positivos. Mientras haces esto a través de la llama violeta, estás liberando tu alma para moverse a niveles de existencia más elevados.
La psicoterapia te da llaves para comprenderte y tomar mejores elecciones en tu vida. Puedes llegar a una resolución con alguien que conoces porque has visto un registro negativo del pasado con esa persona y que has decidido hacerlo positivo en esta vida. Cuando añades decretos de llama violeta y servicio a aquellos a los que has hecho daño, la acción combinada puede limpiar la causa, efecto, registro y memoria de estos incidentes dolorosos.
Y es sólo yendo tras esos registros como puedes limpiar el camino para que tu alma reciba nuevas oportunidades.
Puedes acelerar el progreso de tu alma en esta vida y así llegar a la meta de unión con Dios más rápidamente.
Cada vez que equilibras el karma de cierta vida, tu Ser Superior puede revelarte la siguiente vida pasada que necesitas agarrar, y la próxima y la próxima. Es importante no sentirse apesadumbrado por el registro negativo de una vida pasada. Todos hemos cometido errores en el pasado o no estaríamos aquí hoy. Perdónate a ti mismo y sigue a delante.
Da gracias de que estás aquí y que tienes la oportunidad de borrar esos registros con la llama violeta.
Una vez que comienzas, continúa avanzando. Con un paso se comienza la escalada de miles de kilómetros. Cada vez que transmutas los registros de una vida pasada con la llama violeta, adquieres un nuevo sentido de liberación de tu alma. Y poco a poco te darás cuenta de que estás tomando el control del destino de tu alma.

9. Expande el campo de acción de tus invocaciones que incluyan la limpieza de suciedad kármica en tu casa, tu vecindad y en el planeta.
Cuando practicas dirigiendo la llama violeta para ayudar a otros, puedes comenzar a pensar en tu aura  como una fuente de llama violeta donde todos los que te encuentras puedan venir y beber. Recuérdate a ti mismo el tener la llama violeta disponible para alguien con necesidad.
No sólo la llama violeta disuelve tu propio karma, sino que también disuelve karma de grupo o planetario, que viene de cosas como guerras o injusticias acumuladas.
La gente tiene diferentes experiencias al usar los decretos de llama violeta. Algunas personas los repiten diligentemente durante meses antes de que tengan alguna confirmación de que los decretos funcionan. Otras consiguen resultados espectaculares la primera vez que abren sus bocas.
Puedes realizar tu rutina de llama violeta en comunión con tu Ser Superior. Puedes añadir la llama violeta a tus oraciones o meditaciones, cualesquiera que sean. Espero que conozcan el gozo de convertirse en una de las miles de personas alrededor del mundo que ha transformado su vida con este disolvente milagroso – el regalo más grande de Dios al universo.

« Elizabeth Clare Prophet »