Estado Vibratorio Emocional

Esther Hicks recomienda que cuando tenemos pensamientos que nos bajan de nivel vibratorio emocional, hagamos el ejercicio de cambiar esos pensamientos por otros más felices. También ofrece el método de crear una realidad virtual placentera en nuestro interior. De esta manera, cada vez que nos ocurre la presencia de pensamientos negativos, podamos escurrirnos hacia esa feliz realidad virtual. Consecuentemente, elevar el nivel vibratorio emocional.

Los pensamientos tienen la cualidad de crear una realidad, y no al revés. Si somos capaces de decidir a cuáles de estos le daremos prioridad de importancia, mejoraríamos la manifestación de sucesos en nuestra vida.

La creación deliberada de una realidad que nos lleve a un estado vibratorio más cercano a la felicidad, es un método al cual podemos llegar usando la imaginación. Sin embargo, es mejor no utilizar solamente el poder creativo de la mente -que nos puede engañar como nos engañan los sentidos- sino también las emociones. No es “hacer una imagen en la mente”, sino por el contrario, es sentir lo que sucedió o sentir lo que sucedería en la realidad virtual. Es imaginar emociones y vivirlas como si fueran en el presente; o también, situaciones de felicidad que nos harán sentir esas emociones.Finca Despertares - Estado Vibratorio Emocional 

Las vibraciones son eternas, por ello las emociones son eternas. El amor es una emoción por lo cual también es eterno. Una prueba de ello es que cada vez que buscamos en nuestro cuerpo esas emociones que alguna vez sentimos allí estarán. Según expertos, están guardadas en la memoria molecular de muchas células. Lo que algunos llaman esencia. Cada vez que volvamos a disfrutar de la emoción recordada, el momento preciso cuando se originó vuelve al presente.

Se suele decir que del corazón salen las emociones. Es el órgano elegido para situarlas: “decir la verdad de corazón”; después de un engaño “duele el corazón”; los enamorados dicen que “le flecharon el corazón”. Son imágenes creadas desde tiempos ancestrales.

El órgano del cuerpo humano que produce los campos magnéticos más grandes es el corazón. Usar solo el cerebro para imaginar, es desaprovechar nuestro potencial.

Dejemos que nos guien las emociones que dicta el Corazón. Es el único camino hacia el estado vibracional de felicidad.


Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional