Recordadores - Eckhart Tolle

Se empieza por reconocer la abundancia externa. El ver la abundancia en el exterior trae la abundancia que ya tienes a nivel interior. Se puede disfrutar de la abundancia de vida que hay en una frutería. La naturaleza es abundante de por sí. Hay abundancia de agua cuando llueve y hay abundancia de alegría en un perro cuando juega contigo. Estas son cosas que nos rodean y a las que podríamos prestar más atención. Reconoce la abundancia de la Vida y siente gratitud por ella.
« Eckhart Tolle »
Finca Despertares - Eckhart Tolle